La cocina de un barco no es tan diferente como puedes pensar a una cocina convencional. La diferencia fundamental es el tamaño. El espacio del que disponemos es mucho más limitado que el de una cocina tradicional, tanto de fuegos, como de refrigeración. ¡Las neveras son muy pequeñas! Ya ni hablamos del congelador. Por lo que tendremos que tener mucho OJO a la hora de hacer la compra.

No sufras si cocinas pasta. Las cocinas de los barcos están preparadas para moverse a son de mar. ¡No se te caerá ni una gota!

Por lo que nuestra recomendación es cocinar pasta fresca, arroces, ensaladas…

Siempre recomendamos hacer dos platos, siempre algo de picar fácil de hacer y un plato principal que podamos hacer grandes cantidades sin que nos cueste mucho.

Por ejemplo unos entrantes sencillos pueden ser nachos con guacamole, humuus, pate ce aceitunas, una tabla de quesos, un poquito de jamón, una ensalada…

De plato principal, cualquier tipo de pasta, arroces, algo de carne…

También habrá que tener en cuenta para cuantos estamos cocinando. Ya que como hemos comentado antes, el menaje de cocina y los fogones en un barco son pequeños por lo que si cocinamos para 10 personas, cuando acabemos de hacer el último trozo de carne los primeros ya estarán frios.

Aquí una pequeña muestra de algo con lo que puedes abrir boca. :p

Leave a Comment